martes, 15 de mayo de 2018

Talleres, sesiones y terapias




Somos energía, incombustible, infinita, vibrante. 

Una luz que entró en nuestro ser al momento de la gestación.

Una llama que procede de un sol, más grande y más poderoso que el universo que conocemos. Por ello vibrar, colisionar, emerger, resplandecer es una tarea diaria. Una tarea que emprenderemos en nuestros encuentros. Liberándonos de corazas, etiquetas, hábitos, dependencias, miedos... 


Cada uno a su ritmo, cada quien según lo necesite. 

No somos cirujanos que extraemos quistes, o tumores o que cercenamos aquello que está descompuesto. 

Energéticamente seguimos siempre enteros y solo hace falta permitir que el flujo vital continúe de manera ininterrumpida... 

Cuando lo necesitéis, tenéis en mi y en mi gabinete un espacio personal, un refugio, un lugar de juegos, donde está permitido tocarse, no solo con el tacto, si no con el resto de los sentidos físicos y más aún con nuestras capacidades a nivel energético. En compañía, pero solos. Solos, pero compartiendo desde el corazón abierto y generoso, los dones de la vida.

 




Tantra. La sexualidad consciente. Una sexualidad espiritual.





En la tradición judeocristina la satanización del sexo ha producido una serie de actitudes hacia el mismo que no son sanas, que lo han pervertido, ensuciado y convertido en algo que no es. 

Aunque en occidente, en concreto en España se reconozca al sexo como algo morboso, pecaminoso, sucio o perverso y ello contribuya a una actitud compulsiva al buscarlo, no es esa su función natural, trascendente.
El sexo en los animales es un impulso irrefrenable que busca una salida inmediata, aunque en muchas especies pasa por el cortejo, a veces de una enorme belleza.


Un animal siente en el una ansiedad tal que necesita sacarla para liberarse de aquello que le incomoda. El macho experimenta una especie de picazón que se calma entrando en la hembra y descargando lo que es la causa de su desasosiego.







El ser humano ha refinado sus conductas, eligiendo rituales para limpiarse, productos para hacerlo, lugares, como en los baños árabes, las termas romanas, los temazcales aztecas y tantos otros ejemplos. Del mismo modo a creado una cultura culinaria exquisita, convirtiendo el acto de alimentarse en un ritual que contribuye no solo a la correcta digestión de los alimentos, si no a un deleite tal que desde la vista y luego con todos los sentidos, es muy placentero sentarse a comer algo.

Si existe una cultura de la satisfacción de nuestras necesidades más básicas, como son la limpieza, incluida el liberar el vientre o la vejiga. Si existe una cultura culinaria de la alimentación, lo más lógico sería que el sexo ocupara también un lugar de privilegio y estuviera acompañado por rituales, por todo un culto al placer de vivir esta experiencia humana.

Oriente, en concreto India ha dedicado al sexo un lugar sagrado, una serie de rituales y una actitud reverente que lo espiritualizan.









El tantra recupera la tradición del sexo sagrado y lo adapta para occidente a través del neo tantra. En el se usan una serie de rituales, ejercicios de respiración, meditaciones activas, ambientación y muchos otros elementos para convertir al sexo en un deleite gozoso, amoroso y limpio.

En nuestros terapias,  ponemos en practica diversas dinámicas encaminadas a despertar la consciencia sobre el tacto, sobre las relaciones desde el corazón y el amor, la confianza, la escucha y la generosidad.





Aunque una persona se acerque al tantra en principio buscando el morbo o una forma más de descarga de su ansiedad sexual, poco a poco irá entrando en ésta nueva manera de vivir el sexo. pero para ello no basta una sesión, si no la practica continuada.








Las practicas eróticas tántricas no difieren de las que lleva la humanidad realizando a lo largo de su historia. Lo que cambia es la actitud, la consciencia, la capacidad de regular la energía, de redistribuirla, mantenerla y acrecentarla. En concreto, cuando recibes un masaje tantrico tu solo debes concentrarte en recibir placer, sin interactuar con el terapeuta, ya que es él quien conoce el trabajo que ha de realizar en tu cuerpo y tu solo debes confiar y dejarte llevar.

La energía sexual es creadora, potenciadora de los dones y habilidades humanos. Se relaciona con la creatividad, con la trascendencia. 
En la sexualidad tántrica buscamos crecer, desarrollarnos en todos los sentidos, crear y recrearnos. No es una actividad que nos agota y nos vacía, si no que nos llena, nutre y complementa.




Si quieres adentrarte en ésta nueva manera de vivir el disfrute erótico, atiendo con gusto a hombres gays, bisexuales y hetero flexibles o curiosos. Terapias individuales o  de pareja hombres y mujeres de cualquier tendencia sexual.

Reservas al 692 960 145

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres recomendar mis encuentros, puedes hacerlo aquí, comunicando tu experiencia a otros.

Normativa de privacidad

Se hace del conocimiento de los visitantes y lectores de éste blog que las imágenes que aquí aparecen, sólo son de manera ilustrativa y en ningún modo muestran a participantes reales de encuentros pasados o futuros.

Dichas imágenes se encuentran en páginas y servicios de fotografía y están sujetas a las normativas de derechos de los autores de las mismas.

De acuerdo con las leyes de protección de datos, no se comparte ningún número telefónico ni ninguna otra información concerniente a los participantes.

No realizo un servicio de contactos, ni de citas, de ningún tipo y las personas que aquí acuden lo hacen por su propia voluntad y responsabilidad y el secreto de lo que aquí suceda es parte del acuerdo de quienes participan, ya que cómo grupo terapéutico que es, se debe guardar el debido respeto a la intimidad y privacidad de todos.

Gracias por vuestra comprensión.